Edificio de viviendas en el Pallars, Isona

La normativa obliga a una gran altura de planta baja. El proyecto juega con la sección para obtener una fachada de poca altura formando calle, casi de vivienda unifamiliar. La geometría de las ventanas genera una composición abstracta con la piedra y los voladizos como protagonistas. En la fachada sur el edificio se abre hacia las imponentes vistas.