El proyecto sale de la idea de reformar la casa traspasando parte del programa de planta primera hacia planta baja.

D esta manera hemos reducido algo de garaje innecesario y así poder disfrutar del patio más en contacto con la zona de día. Con esta excusa, se plantea una piscina en el fondo del jardín. Al percatarse los propietarios de que la casa está afectada por un retranqueo o nueva alineación de calle, el programa inicial sufre modificaciones, ya que la casa, tal y como está construida, sufrirá una amputación de casi 50 m2 entre planta baja y primera. Es por este motivo que se opta por recuperar parte de la superficie perdida con una ampliación a nivel de planta segunda. La vivienda mantendrá así los cuatro dormitorios dobles y las correspondientes ocho plazas originales.